Abogado Criminalista de Inmigración

Los derechos del inmigrante no son iguales a los derechos del ciudadano de los Estados Unidos. Cuando se intenta emigrar a Estados Unidos, es crucial tener un expediente limpio.

La legislación inmigración en USA

Para otorgar la residencia permanente, la ley de inmigración de los estados unidos impone una serie de requisitos, incluyendo el tener que ser admisible en el país.

El término “inmigrante ilegal” abarca a todos los individuos presentes en los Estados Unidos que infringen las leyes de inmigración según lo regulado bajo la Ley de Inmigración y Nacionalidad de 1952 y sus enmiendas, y el 8 CFR (Código de Reglamentos Federales).

Las leyes de inmigración han cambiado dramáticamente de manera que no benefician a aquellos que han sido condenados de ciertos delitos.

Incluso los delitos menores pueden tener como resultado consecuencias devastadoras que, antes de la Ley de Reforma y Control de Inmigración de 1996 (IIRAIRA 96), antes no eran motivo para la expulsión o deportación.

El tener un historial criminal ahora, podrá afectar de forma negativa a un inmigrante que está solicitando la residencia permanente.

Las Consecuencias de una Condena Penal en el Estatus Migratorio de un inmigrante pueden ser muy graves para él.

Las consecuencias migratorias de delitos pueden traducirse no solo en la expulsión permanente de los Estados Unidos sino también en la separación de su familia.

La legislación inmigración en USA, prevé que cualquier individuo con un estatus menor al de ciudadano está sujeto a un proceso de deportación si en algún momento el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos acusa al inmigrante de infringir las leyes de inmigración.

Sin embargo, el Presidente Obama anunció en 2015 que las nuevas leyes de inmigración en USA podrían proteger a algunos inmigrantes de la deportación y les impediría ser separados de sus seres queridos.

El beneficio, que se conoce como Perdón 601-A o Ampliación de Elegibilidad de Exenciones por Presencia Legal, favorece a cónyuges, padres e hijos menores de edad y solteros que están indocumentados en el país.

Además, las nuevas leyes de inmigración de 2015 les amparan de la deportación de unos 5 millones de indocumentados. La mayoría padres de ciudadanos americanos y residentes permanentes (DAPA, Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres) e inmigrantes que llegaron a Estados Unidos antes del 1 de enero de 2010 (DACA, Acción Diferida para los Llegados en la Infancia).

No todos los delitos ni los diferentes tipos de sentencias son iguales y en ese sentido, las consecuencias migratorias de las condenas penales pueden ser muy diferentes.

De todas formas, los inmigrantes pueden ser sujetos a deportación aún cuando no exista una condena penal en su contra.

Los crímenes en New Jersey pueden tener consecuencias migratorias duras como impedir la obtención de la residencia permanente o incluso la deportación del país.

Las consecuencias de inmigración de una condena penal

Las consecuencias de inmigración de una condena penal pueden hacer que un inmigrante sea “inadmisible”.

Si usted no es ciudadano, las consecuencias de una condena pueden incluir, entre otras cosas, que no se le permitirá:

  • volver a entrar en el país después de ser expulsado,
  • convertirse en un ciudadano de Estados Unidos, o
  • solicitar la residencia permanente o realizar un “ajuste de estatus”.

Los motivos de la inadmisibilidad son similares a los motivos de deportación.

Sin embargo, existen ciertas diferencias que afectan la defensa de un inmigrante en cualquiera de las dos diferentes categorías.

La división del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, Oficina de Detención y Deportación) del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos trabaja en conjunto con las agencias de orden público federales y estatales para detectar a cualquier inmigrante que esté arrestado actualmente por una infracción criminal o del código de asistencia social.

Cualquier inmigrante en custodia federal o estatal puede estar seguro que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE según sus siglas en inglés) será notificado de su arresto y una “detención” de inmigración será implementada para prevenir la liberación del inmigrante si paga la fianza penal.

Las sentencias penales por efecto del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) son diferentes que los fines buscados por un tribunal penal.

Un período de prueba o incluso una comprobación de datos que pudiera ser suficientes para confirmar un acto criminal puede implicar una orden de expulsión de los Estados Unidos o la denegación de una solicitud de naturalización.

Si usted consigue la residencia o ya tiene una tarjeta de residencia válida (Green Card), su estado podría verse amenazado si se le declara culpable de cometer ciertos tipos de actividad delictiva.

Hay ciertos delitos que se consideran más graves en comparación con otros delitos. El concepto de condena penal es muy amplio y puede ser que haya recibido una condena penal debido a muchos tipos diferentes de crímenes. Si el delito cometido fue un delito menor, usted puede ser capaz de evitar la deportación.

Hay muchas formas en que un abogado de inmigración puede negociar con la fiscalía para tratar de asegurarse de que su crimen no le haga inadmisible o deportable.

Las consecuencias de una condena penal pueden perjudicarle en el momento que decida naturalizarse, y algunos crímenes son un impedimento permanente para la obtención de la ciudadanía.

Uno de los requisitos para que el gobierno otorgue la residencia o ciudadanía estadounidense a un inmigrante es tener buena conducta moral. Tener problemas con la ley puede perjudicar los trámites, porque puede considerarse que ha tenido una mala conducta moral. Cargar con antecedentes penales podría tener consecuencias para poder solicitar un ajuste de estatus o la naturalización.

Los motivos de la deportación y el procedimiento de expulsión

Todos los inmigrantes, incluidos los que tienen tarjetas de residencia, pueden ser deportados si violan las leyes de inmigración de Estados Unidos.

La razón más común de entrar en un procedimiento de expulsión se debe a que hay pruebas de que han sido condenados por un delito.

En concreto, están en riesgo de ser deportados aquellos inmigrantes que son condenados por cualquiera de lo que se llaman “delitos de vileza moral” (Crime Involving Moral Torpitude) o un delito grave (Aggravated Felony).

Además, ciertos delitos se enumeran específicamente como motivos de deportación. Los delitos de vileza moral no están bien definidos en la ley de inmigración de Estados Unidos.

Sin embargo, el Departamento de Estado ha proporcionado una cierta orientación, señalando que los elementos más comunes de un crimen de bajeza moral incluirán “el fraude, hurto y la intención de dañar a las personas o las cosas”. Delitos de falsedad y robo casi siempre serán considerados delitos de vileza moral.

Otros ejemplos serían: asalto con la intención de robar o matar, abuso conyugal y conducción bajo la influencia del alcohol o drogas (DUI, Conducir bajo los efectos de alcohol o drogas; DWI, Conducir en estado de intoxicación; OUI, Conducir bajo los efectos de alcohol o drogas; OMVI, Conducir un vehículo motorizado en estado de intoxicación; etc.).

Igualmente, las personas que se encuentren dentro del Programa de Estatus de Protección Temporal (TPS) pueden perder su estatus migratorio si los encuentran culpables de dos delitos menores (misdemeanor) o de un delito mayor (felony).

La lista completa de los delitos que se consideran delitos con agravante según la ley de inmigración (que es diferente de la ley penal) se puede encontrar en la Ley de Inmigración y Nacionalidad, INA § 101 (a) (43).

Incluye delitos como el asesinato, violación, tráfico de drogas o armas de fuego, el abuso sexual de menores de edad, la pornografía infantil, el blanqueo de dinero, el fraude o la evasión fiscal de más de $ 10.000, el robo o el crimen violento con una condena de al menos un año (que es irrelevante si se suspende o si sólo se tenía que servir parte de ella), espionaje, sabotaje o traición, perjurio con una pena de al menos un año, etc.

El recurso a la condena o post-conviction relief

Si usted tiene una condena criminal, usted podría correr el riesgo de ser deportado, pero es posible que pueda realizar un recurso a la condena (post-conviction relief) para evitar las complicaciones de la deportación.

Por medio de un recurso a la condena, se puede trabajar para anular su convicción, o esencialmente retirar su declaración de culpabilidad.

Esto es diferente a una simple eliminación de antecedentes penales (expungements), porque la eliminación de antecedentes penales no es reconocida por la ley de inmigración.

Un individuo que quiera conseguir la anulación de sus antecedentes penales debe demostrar que no lo hace por ser deportable o que solicita el recurso debido a una orden de expulsión, con el fin de no ser expulsado.

En el caso de Detención migratoria de no ciudadanos condenados por delitos es fundamental disponer de un buen abogado defensa criminalista, y también de un buen abogado que provee asistencia en temas de inmigración. Esto se debe a la complejidad que existe dentro de las leyes inmigratorias.

Si una persona en el momento de haber cometido un hecho delictivo pudiera conseguir que su defensa fuera representada tanto por un abogado criminalista como por un abogado especializado en derecho inmigratorio, esta persona estaría en una mejor posición frente a aquella persona que solo utiliza un abogado criminal. Los abogados de inmigración pueden trabajar con los abogados penalistas

para ofrecer servicios de defensa en caso de deportación a inmigrantes, mientras que los abogados criminalista se limitan en ocasiones a intentar negociar con el fiscal una declaración de culpabilidad.La mayoría de los casos penales en los Estados Unidos concluyen antes de que se efectúe un juicio o incluso durante el juicio mismo cuando el acusado se declara culpable.

A menudo las declaraciones de culpabilidad son el resultado de negociaciones entre el fiscal y el abogado defensa criminal, en un proceso llamado “plea bargaining”, en el que se pacta un acuerdo de declaración de culpabilidad o “plea bargain”.

En un plea bargain, el acusado, generalmente a través de su abogado, acepta declararse culpable de algunos o de todos los cargos en su contra a cambio de ciertas acciones del fiscal.

El fiscal puede acordar retirar uno o más de los cargos o hacer una recomendación al juez respecto a la sentencia que se impondría, o solo a no oponerse a una sentencia sugerida por la defensa. El acuerdo del fiscal es vinculante para los Estados Unidos.

Implicaciones que en materia de inmigración tiene la declaración de culpabilidad

En el 2010, la Corte Suprema de los Estados Unidos decidió que la Sexta Enmienda de la Constitución requiere que abogados criminalistas defiendan a sus clientes en casos criminales y le explique las implicaciones que en materia de inmigración tendría una declaración de culpabilidad.

El abogado está obligado a informar a su cliente si por el tipo del crimen acusado con seguridad sería deportado.

Si el crimen no tiene implicaciones de ser deportado, el abogado debe informar al cliente que la declaración de culpabilidad sí que incurre un riesgo de deportación.

Hasta que el cliente este informado de las consecuencias de una declaración de culpabilidad, el cliente puede hacer una elección inteligente de aceptar o negar un acuerdo declaratorio.

Muchos se declaran culpables de crímenes sin darse cuenta de que su condena puede hacer que sean deportados.

El Perdón de Inadmisibilidad

El Fiscal General puede otorgar un perdón de inadmisibilidad resultado de un crimen que sea menos atroz que el de un delito agravado o de un crimen de depravación moral.

Un perdón puede ser otorgado a cónyuges, padres e hijos, que sean ciudadanos estadounidenses o a residentes permanentes, que puedan demostrar que pasarían una dificultad extrema por su dependencia si el extranjero no es admitido.

Para que un residente permanente en los Estados Unidos sea cualificado para un perdón, debe haber residido continuamente en los Estados Unidos por lo menos siete años inmediatamente antes al comienzo del proceso de remoción.

Dependiendo del fallo de culpabilidad y de sus antecedentes penales, debe decidir con su abogado criminalista que hable español cómo gestionar su problema, dependiendo de las posibles consecuencias.

El amparo posterior al dictado de condena es un área de ejercicio muy popular en el campo de inmigración debido a la imposibilidad de prevenir la expulsión del inmigrante sin anular una condena penal previa.

Además, si usted está en custodia estatal, durante este período, el abogado de defensa penal de inmigración tratará de obtener una sentencia anticipada que no ponga en peligro sus derechos a vivir y trabajar en los Estados Unidos.

La Defensa Legal del Inmigrante es fundamental, y si no se le informa a tiempo sobre las consecuencias migratorias a una persona, las consecuencias migratorias de una condena penal pueden perjudicar irreversiblemente su permanencia en Estados Unidos.

La legislación sobre inmigración en USA es un área compleja y difícil de las ley de inmigración en Estados Unidos.

Una persona no americana que se enfrenta a una condena penal, necesita un abogado de inmigración para que le explique las consecuencias migratorias que se derivan de una condena penal.

Abogado criminalista de inmigración

Hay pocos abogados de casos criminales que entiendan las consecuencias migratorias de las condenas penales.

Como abogado criminalista de inmigración de primera categoría, voy a hacer todo lo posible para obtener los mejores resultados posibles, ya sea mediante la negociación favorable de un acuerdo de culpabilidad o mediante la defensa en un tribunal criminal o de inmigración.

La defensa de inmigración debe comenzar inmediatamente después del arresto del inmigrante y continuar durante la fase del enjuiciamiento penal Federal o Estatal.

Como abogado de defensa criminal en New Jersey, he representado a decenas de clientes en materia penal, tanto en tribunales estatales como federales.

Entre otros, tengo experiencia en crímenes violentos, en casos de drogas y en los casos de fraude migratorio.

También he representado a numerosos no ciudadanos ante los tribunales de inmigración, la Junta de Apelaciones de Inmigración y tribunales del Distrito Federal. En un país nuevo los inmigrantes pueden estar en necesidad de encontrar ayuda legal.

Soy abogado criminalista de inmigración y me dedico por completo a lo que hago. Tengo un profundo conocimiento tanto de la inmigración como del derecho penal. Mi objetivo es que usted pueda obtener el resultado más favorable para su caso.

Estoy orgulloso de decir que fui seleccionado en el 2015 y 2016 en la lista de abogados de defensa criminal en New Jersey, la New Jersey Rising Stars como uno de los mejores abogados de inmigración.

Cada año, no más del 2,5 por ciento de los abogados en el estado son seleccionados por el equipo de investigación en “SuperLawyers” para recibir este honor.

Además, he sido seleccionado en el “Top 40 New York abogados de Inmigración menores de 40 años” por la Sociedad Americana de Abogados legales (American Society of Legal Advocates).

Después de licenciarme en derecho en Roma, Italia, me mudé a Estados Unidos, donde me licencié con el título de Juris Doctor, convirtiéndome en uno de los pocos abogados italianos en Nueva York con los títulos académicos completos en Italia y los Estados Unidos.He gestionado decenas de Apelaciones de Inmigración de la BIA, la AAO y tribunales del Distrito Federal.

Estoy autorizado a ejercer la ley de inmigración en los 50 estados americanos. Además domino el italiano (mi lengua materna), el inglés y el español y puedo atenderla en cualquiera de estos idiomas. La defensa de un inmigrante debe comenzar en el momento del arresto y continuar hasta que el caso sea cerrado. Por lo tanto, la consulta inmediata con un abogado de inmigración en el momento del arresto es crucial.

Si me contrata como su abogado criminalista y de inmigración, trabajaré sin descanso en su caso estatal o Federal.

Top-Rated Criminal Immigration Lawyer

Hear What Past Clients Have to Say

  • “EL MEJOR ABOGADO ES "MR. BERTOLLINI”

    - Juan

  • “BRILLIANT”

    - Amina Shah

  • “I would recommend Bertollini to anyone in need because he will get the job done”

  • “You will be extremely pleased to have retained the legal services of the best immigration Attorney of Manhattan.”

  • “The Most Professional Lawyer I have Ever Had”

    - Olesya

  • “A blessing in New Jersey”

    - Jackie

  • “Mr. Bertollini, is an excellent attorney I would highly recommend him for various cases.”

  • “Mr. Bertollini managed to get my case dismissed without any repercussions.”

  • “An Exceptional Lawyer!”

    - Julian Pereira

Read More 5-Star Reviews

Schedule Your Initial Consultation

You Have No Time to Waste. Contact Us Today!

Send My Information